La crisis alimentaria: falsos mitos y verdaderas causas.

Posted: 27 Agost, 2013 in Uncategorized

LA CRISIS ALIMENTARIA

Frutos secos, legumbres, semillas - Movimiento por la Paz - CC

Frutos secos, legumbres, semillas – Movimiento por la Paz – CC

Alrededor de 1.000 millones de personas en el mundo sufren hambre, muchas de los cuales viven en el Sahel. ¿Te has preguntado alguna vez por qué hay gente en el Sahel y en otras partes del mundo que pasa hambre? ¿Por qué no disponen de los alimentos necesarios para realizar con normalidad las actividades del día a día?

Los falsos mitos

A menudo, desde los principales grupos políticos y económicos del Norte se transmiten mensajes simplistas que la sociedad acaba aceptando como verdades. Son ideas superficiales que es necesario desmitificar. Algunos ejemplos:

  • El mundo no produce suficientes alimentos para toda la población del planeta. FALSO. Está demostrado que el problema no reside en los niveles de producción de alimentos, sino en los problemas de la población del Sur para acceder a ellos.
  • Los agricultores y ganaderos de los países del Sur no saben producir de forma eficienteFALSO. Los sistemas de producción tradicionales generan lo suficiente para el consumo familiar y el comercio local, y emplean métodos más sostenibles que el modelo industrializado del Norte, orientado a la maximización del rendimiento financiero.
  • El clima del Sahel es demasiado duro para producir suficientes alimentos. FALSO. A pesar de la dureza climática de la región, las técnicas tradicionales de cultivo han funcionado durante siglos.

Las verdaderas causas

La realidad es que el hambre tiene unas causas más profundas derivadas todas ellas de la forma en que el sistema agroalimentario internacional está organizado y gestionado. Veamos algunas de ellas:

  •  La alimentación, un negocio. La agricultura ha dejado de ser el medio por el cual se abastece a las familias de alimentos para desarrollar sus actividades (derecho a la alimentación) y se ha convertido en un mero sector productivo cuyo objetivo es generar beneficios.
  • Oligopolio. El sistema agroalimentario internacional está controlado por un reducido número de gobiernos y grupos empresariales. Sus políticas de producción, comercialización, distribución y consumo de los alimentos son profundamente desiguales y sirven para perpetuar la dependencia de los productores y gobiernos del Sur de los del Norte.
  • Acceso a recursos. Los grandes grupos empresariales monopolizan el acceso a los recursos (tierras, agua, semillas) por medio de, por ejemplo, la compra masiva de tierras y la especulación financiera con el precio de las materias primas. De esta forma se niega a los pequeños productores el acceso a los recursos que necesitan para producir sus propios alimentos.

A estas causas se les suman otras de carácter más puntual que contribuyen a agravar la situación:

  • Fenómenos meteorológicos adversos. En el Sahel, más allá de la ausencia de altos niveles de lluvias, puntualmente se producen grandes sequías que ponen en peligro las cosechas.
  • Aumento de los costes de producción. Los picos en los precios del petróleo suponen variaciones al alza en los costes de producción, transformación y distribución de los alimentos.
  • Conflictos armados. La inestabilidad política de los países del Sahel hace que puedan darse estallidos de violencia, en ocasiones llegando a transformarse en conflictos armados que producen desplazamientos de población.

Como consecuencia, los productores y gobiernos del Sur se encuentran dominados por los modelos impuestos desde el Norte. Eso les deja en una situación de incapacidad para decidir sobre la forma de gestión de sus sistemas de producción agrícola y ganadera. Sus niveles de producción son cada vez menores y, por tanto, deben adquirir sus alimentos en mercados externos a precios cada vez más altos que no son capaces de afrontar.

http://arrozalaafricana.org/la-crisis-alimentaria/

Advertisements

Els comentaris estan tancats.